fbpx

¿Por qué nos cuesta tanto perder peso?

Por qué nos cuesta tanto perder peso

A pesar de las mejores intenciones, perder peso y mantenerlo es algo que a muchos de nosotros nos cuesta. ¿Por qué es tan difícil? Por desgracia, no hay una sola razón. Hay muchas cosas que pueden afectar a nuestra capacidad para perder peso y esas razones pueden variar de una persona a otra. Por ejemplo, la situación personal, incluyendo tu salud mental, puede tener un gran impacto en tu éxito.

Muchas personas quieren perder peso, pero no es una cosa fácil de hacer. Y, aunque estemos siguiendo un programa de pérdida de peso, podemos frustrarnos fácilmente y abandonar a la primera señal de dificultad.

La clave para perder peso es encontrar un estilo de vida saludable con el que podamos vivir a largo plazo, la constancia y el equilibrio. Encontrar una forma de hacer ejercicio que sea desafiante, divertida y que se adapte a tu horario te permitirá mejorar tu salud y tus niveles de energía. Llevar la cuenta de lo que comes te ayudará a elegir mejor los alimentos y evitar comer demasiado. No sólo importa lo que comes, sino también cuándo lo comes.

Tendemos a pensar que la pérdida de peso es una fórmula sencilla: calorías que entran y calorías que salen. Pero cuando se trata de perder peso, la ecuación no es tan sencilla. En la pérdida de peso intervienen un sinfín de factores, como la gestión del estrés, la calidad del sueño, la dieta y el ejercicio.

La pérdida de peso rara vez es el resultado de una única acción, como un cambio en la dieta o un aumento del ejercicio. Hay muchos cambios de comportamiento, como el control cognitivo y emocional. El control cognitivo se refiere a la capacidad de regular los pensamientos, así como de controlar la cantidad y los tipos de alimentos que ingerimos. El control emocional nos ayuda en la capacidad de gestionar las emociones y mantenerse motivado para conseguir los objetivos.

Dicho de otra forma, con el control cognitivo aprendes a analizar críticamente y comprender la situación. ¿Es el hambre lo que te hace comer? ¿Es la falta de sueño? Si es así, ¿por qué?, mientras que con el control emocional aprendes a entender y controlar las emociones que te hacen comer. ¿Es el aburrimiento? ¿El estrés? ¿Frustración? Si es así, ¿cómo puedes deshacerte del estrés o qué puede hacer en lugar de comer para sentirte bien?

Para la mayoría de la gente, la pérdida de peso parece una batalla interminable. Un día estás comiendo bien, haciendo ejercicio y sintiendo que tienes el control y a la semana siguiente, dejas la dieta, te saltas los ejercicios y tienes problemas para resistirte a los alimentos poco saludables. Como resultado, te sientes como si estuvieras empezando de nuevo constantemente, sin saber cómo romper el ciclo.

Por ello, es importante trabajar el control cognitivo que se basa en el conocimiento y el aprendizaje sobre la pérdida de peso, la nutrición, el ejercicio y todo lo relacionado. Perder peso con éxito requiere más que un simple programa de dieta y ejercicio. Para una pérdida de peso permanente, tendrás que trabajar en el cambio de tu estilo de vida, lo que incluye las rutinas, los hábitos familiares, la forma de salir con los amigos, los alimentos que consumes o las actividades que realizas durante tu tiempo libre.

Por otro lado, es igual de importante centrarnos en el control emocional de la pérdida de peso, que consiste en el autocontrol, la autorregulación, la autoevaluación y el afrontamiento de las emociones. La pérdida de peso es un proceso difícil y a menudo frustrante. Si tienes dificultades para perder peso, es tentador culparte a ti mismo. Al fin y al cabo, eres tú quien comes demasiado y no haces suficiente ejercicio. Pero cuando no puedes perder peso a pesar de tus mejores esfuerzos, es importante reconocer que hay muchos factores que escapan a tu control y que pueden impedir la pérdida de peso.

La terapia psicológica puede ayudarte a prepararte para perder peso, durante el proceso y a consolidar tus resultados. Puedes entender qué hay detrás del impulso de comer en exceso, y qué se necesita para abordar esos problemas. Puedes aprender qué hacer cuando tu mente intenta sabotear tus esfuerzos, y cómo trabajar con las señales naturales de tu cuerpo para controlar tu peso.

Cambiar tu comportamiento para perder peso te puede suponer un gran esfuerzo, pero mantener la motivación alta y ser paciente y amable contigo mismo en el camino lo hace mucho más fácil.